¿Quién dará “la campanada” este año? Reflexiones sobre un país ante algunas de sus variopintas manifestaciones mediáticas

La nochevieja pasada posiblemente fuera una de las más singulares que recordemos, sumándose así a la historia de las anécdotas televisivas vividas en este último momento del año.

El fenómeno de las transparencias de Cristina Pedroche

Campanadas La Sexta 2014Por una parte, las bragas transparentadas de Cristina Pedroche junto a su pronunciado escote demuestran que ha habido toda una evolución desde aquella teta mal enseñada de Sabrina, al erotismo sin disimulos que el mundo audiovisual y publicitario han ido consiguiendo de la sociedad; empezando por los reclamos más explícitos de los anuncios de colonias, continuando con el estilo desinhibido y divertido de “Desigual” y terminando en sus formas más glamorosas y elegantes con las que estas nuevas jóvenes presentadoras se muestran semidesnudas; llevándolo a gala con total desinhibicón y frescura, y dotando al entrañable momento de la temperatura necesaria para que más de un telespectador terminase agitando su botella de champán más de lo debido.

Y mientras ella posa con sus pícaras posturas, lo más curioso es que el presentador aparece ataviado desde el primer centímetro del cuello hasta el último dedo del pie; de manera que mal que nos pese la mujer florero sigue siendo una realidad, bajo un modelo de estética dominado por el hombre, quizás porque en sus instintos pulsionales reinan más los estímulos visuales del cuerpo de la mujer que al contrario.

Así que al final nos encontraremos con más chicas en el quirófano, convencidas de que tener unos buenos pechos y lucir unas piernas exuberantes es más importante que la mejor de las carreras, que siempre resultarán interesantes como valor añadido; pero nunca sustituibles de esa idolatría por el físico femenino del que se sirve a su vez el erotismo social que nos inunda, y que los medios son los primeros en utilizarlo para sus audiencias y reclamos publicitarios. Y si no, que se lo digan a Cris, qué le ha terminado por lanzar a la fama; si su título en empresariales o la sensación que causaron sus bragas difuminándose entre las juguetonas sedas transparentes con las que muchos habrán dado rienda suelta a sus más variopintas fantasías.


“Las uvas interruptus” del Canal Sur de Andalucía, más sonadas que las propias campanadas

Spot tras las uvas interruptus peq
Imagen del ingenioso spot que Canal Sur emitió el año pasado pidiendo disculpas por el suceso de las campanadas (fuente: http://sevilla.abc.es/andalucia/20150227/sevi-canal-uvas-201502271533.html)

Pero el auténtico galardón se lo llevó el fallo de la televisión de Andalucía Canal Sur con las famosas “uvas Interruptus; consiguiendo que a más de uno se le atragantasen y no precisamente viendo las piernas de “la Pedroche”, sino ante las imágenes de aquel anuncio que se coló en medio de la misma transmisión; como la mejor hazaña que pudieran conseguir los electroduendes, recordando a aquellos simpáticos personajillos de “la Bola de Cristal”. Sin duda, entre el desconcierto y el sentido del humor, fue la anécdota que marcó la campanada del año generando el mayor número de comentarios y chistes en las redes sociales, hasta el punto de llegar a pedirse explicaciones en el propio parlamento andaluz.


Las campanadas de los políticos en los nuevos “Salvame” de la politica

Así que este año ¿qué nos depararán las campanadas? ¿cuál será la anécdota con que despedir este 2015 y dar la bienvenida al nuevo 2016, a parte del “Especial Nochevieja” que nos tenga preparado José Mota?

No lo sabemos, aunque por ahora los que sí creemos que están dando “las campanadas” son los políticos en sus fraternales luchas por el poder. A decir verdad, es cierto que algo está cambiando en este país. Y es que hasta ahora éramos nosotros, los ciudadanos, los más damnificados en la competitividad feroz de un sistema económico cuya precariedad premeditada es además abono fácil para el abuso de poder. De hecho, no es la primera vez que ciertos cursos de formación acaban convirtiéndose en el pretexto para el aprovechamiento gratuito del esfuerzo ajeno, utilizando la ilusión de la gente para someterla sumisamente a cualquier apetencia, como la de disfrutar mientras se descornan como ciervos salvajes con tal de conseguir unas miserables prácticas al terminar.

Resultados elecciones 2015 peq
(Fuente: http://www.political-intelligence.com/es/analisis-de-las-elecciones-generales-del-20d-resultados-y-proximos-pasos/)

Sin embargo, parece como si mucha gente joven, cansada de tanta insana metralla competitiva, hubiera deseado dar un vuelco a esta realidad, invirtiendo el papel de los actores tras el diabólico resultado en las recientes elecciones generales. Y ahora somos nosotros los que también disfrutamos mientras vemos a los políticos sufrir en lo que más les duele, es decir, su ambición desmedida; aunque todavía les separa que sus fraternales batallas no son precisamente por conseguir un puesto de trabajo, sino para atrapar, como decíamos, ese codiciado poder de la Moncloa; y como ellos otros tantos fieles serviles que esperan recibir su parte del botín tras conseguirlo.

Dicen que hay que saber trabajar en equipo. Pues si España fuera una empresa el panorama no es precisamente de lo más ejemplar, y al menos sirve para poner también de manifiesto que hay ciertos dogmas considerados como incuestionables en las empresas que carecen de más fundamento de lo que parecen; sobre todo cuando se han formulado sin tener en cuenta la realidad histórica, social y cultural de un país como el nuestro, tan tribal como poco tolerante, que le gusta más mandar que integrar las diferencias del contrario.

Aunque lo mas curioso y hasta edificante es que en medio de esa ingobernabilidad anunciada, al tiempo que esperamos la última entrega de la apasionante telenovela con la que rellenar los nuevos “Sálvame” de la política, el país no se ha paralizado, ni se ha producido un cataclismo; y la gente ha seguido comprando, y subiendo al metro, y soportando los atascos; mientras ponemos la tele y entre el ingenioso humor de José Mota y los “pedroches” de “la Pedroche”, pensamos cuál podrá ser “la campanada” que nos anuncie la llegada de este nuevo 2016. 


Enlaces relacionados:

 

Anuncios