Archivo de la etiqueta: mujeres

Intercambio de presentadoras en Mediaset ¿estrategias de programación o erosión de la competencia que hace Toñi Moreno en Canal Sur?

(Fuente: https://www.elperiodico.com/es/yotele/20181020/exclusiva-mediaset-intercambio-toni-moreno-emma-garcia-7100085)

 

En el mundo de la televisión, a diferencia de la radio, la imagen es clave para conectar con la audiencia. Y en este caso el presentador es el gancho imprescindible que siempre actúa de puente y como primera toma de contacto para conseguirlo. Luego ya en la fidelización entrarán más los contenidos.

Para entender un poco más todo esto tendremos que detenernos brevemente en lo que podríamos denominar la teoría de los tipos humanos inspirándonos en las investigaciones del neurólogo alemán Ernst Kretschmer.

Todos biológicamente denotamos a través de nuestra fisonomía unos elementos de comunicación y de temperamento no verbales que luego se verán reforzados por los propiamente gestuales. Es por eso por lo que hay personas que inspiran miedo y dominio, aun cuando no lo pretendan, y por tanto, se ganan el respeto fácilmente, sobre todo para los más traviesos e irracionales, a veces, que son los niños. En otros casos es al contrario, personas que nos sugieren ternura, y en otros que nos sugieren risa. Y en este último caso no significa que la gente se ría de ellos, sino que a poco que gesticulen provocarán la comicidad de cualquier situación y la gente se reirá con ellos. Serán, pues, buenos cómicos.

Así que esta regla nos parece básica para cualquier buen programador de televisión si queremos atraer a un determinado target de audiencia. De modo que, sin querer entrar en las sensibilidades que puede provocar la edad, pero para que se entienda aún mejor: si es un programa juvenil lo obvio es que sea presentado por una persona joven, si es un programa dirigido a la tercera edad lo obvio igualmente es que sea presentado por alguien de mayor edad.

Por tanto, no se trata de minusvalorar el resto de posibilidades que nos pueda brindar un presentador sino sacar el máximo provecho a su imagen respecto al tipo de audiencia que pretendemos ganar y fidelizar. Además, pensemos que partiendo de estos rasgos el público también termina asociándolo a cierto tipo de espacios; por lo que, aunque pueda haber presentadores que se sientan más polifacéticos y esto no les guste, también los hay que se sienten más cómodos porque es la manera en que su propia personalidad irradia su máxima expresión conectado a su vez, y de la manera más honesta, con lo que el público espera de ellos.

Así que, basándonos en lo que acabamos de explicar, resultaría a priori un contrasentido ver a Belén Esteban de presentadora de un programa de política o a Antonio Jiménez de tertuliano en Sálvame (aunque todo tipo de posibilidades puedan barajarse si lo de que se trata es de realizar experimentos sociales basados en el morbo y la curiosidad con tal de atraer a la audiencia).

Y lo mismo podríamos decir en cuanto a la última ocurrencia de Mediaset, es decir, trasladar a Toñi Moreno a “Mujeres y Hombres y Viceversa” y a Enma García al magazine de fin de semana “Viva la Vida”; trueque que no vemos demasiado claro, no porque Toñi Moreno no tenga suficiente capacidad y desparpajo para llevar el citado programa, sino porque de nuevo, pensamos que sus rasgos físicos conectan mejor con un tipo de target que no es precisamente el de “Mujeres y Hombres y Viceversa”.

Además la polémica de este espacio que está en decadencia también puede afectar a la imagen de la propia presentadora cuyo público había asociado a valores más morales en relación a uno de sus otros programas estrellas en Canal Sur: “Gente Maravillosa”.

Es más, no sabemos hasta qué punto la razón de esta decisión no se encuentre tanto en intentar levantar la audiencia de “Mujeres y Hombres y Viceversa”, según fuentes de la cadena, sino en intentar erosionar la competencia que “Gente Maravillosa” pueda representarle por las mañanas a Mediaset, también conducido por la misma presentadora, y que parece evidente que ya no podrá llevar salvo el del jueves por la noche y además haciendo un gran esfuerzo de compatibilidad.

“Gente Maravillosa” presentado también por Toñi Moreno, es junto a “La Tarde” de Juan y Medio, uno de los espacio de mayor audiencia de Canal Sur (Andalucia TV en satélite); un programa original que demuestra que otro tipo de televisión es posible, siendo también una forma muy inteligente de jugar con unos intangibles tan positivos como los valores humanos, que además de revalorizar a la cadena y asociarse a su presentadora, también contribuyen positivamente a la imagen de la propia comunidad andaluza.

 

El precendente de Eva Hache y su paso de “El Club de la Comedia” a Mediaset con “Got Talent”

Por seguir poniendo más ejemplos no podemos emplear a un cómico en un programa serio y a uno serio en un programa cómico; a no ser que con estos experimentos queramos convertir en cómico lo que en principio va dirigido a un público serio, que no es otra cosa que desvirtuarlo respecto a su fin primigenio.

En este sentido, aunque no de una manera tan extrema, es lo que se produjo hace tiempo con Eva Hache y “El Club de la Comedia”. La presentadora iba como anillo al dedo para el referido espacio y parecía que había nacido para él. Dado que éste se realizaba de manera esporádica y ya llevaba unos dos años sin grabar decidió compatibilizarlo con una oferta en Mediaset para presentar en Cuatro “Guasabi”. La exclusividad que parece ser le obligaba Atresmedia (el grupo propietario de Antena 3, La Sexta y todas sus empresas asociadas) , y aún cuando en ningún momento según ella había firmado cláusula que así lo determinase sino sólo un contrato con la productora del programa (Globomedia), le llevó a una tensa reunión que concluyó con su despido y la imposibilidad de volver a dicho Grupo según apuntaba El Confidencial.

Y siendo o no posible que la realidad así plasmada en 2015 no pueda cambiar en algún momento, lo cierto es que deja suficientemente margen a la reflexión sobre cómo profesionales de un alto reconomiento social no son más que títeres de unos megagrupos cuyas condiciones se ramifican en la influencia que a su vez tienen en un gran número de productoras; y que al final si no son de su antojo pueden moverlos y hasta retirarlos de su profesional, al menos en lo que se refiere al mundo de la televisión. 

El resultado final es que “Guasabi” no funcionó y Mediaset decidió entonces, para su fortuna, incorporarla al jurado de “Got Talent” y no dejarla en la calle; que todo pudiera haber sido tal y como en un principio se aventuraba. Pero una vez más, desde nuestro punto de vista, a Eva Hache no se le está sacando el máximo partido como la cómica conductora que, sin embargo, seguía necesitando “El Club de la Comedia”.

De hecho, aún con el debut de la actriz Alejaxandra Jímenez como nueva presentadora, y sin dudar de su capacidad interpretativa en el campo de la comedia, sin embargo una vez más, basándonos en nuestra teoría de los tipos humanos, nos parecía faltarle el cáracter innato de la comicidad; es decir, aquél que te permite empezar a reírte cuando todavía ni siquiera te ha contado nada, que es la base de cualquier cómico como aquéllos surgidos al principios del cine mudo de la mano de Charles Chaplin y Buster Keaton.

Y quizás algo razón debemos tener cuando el referido espacio llegó a perder hasta casi medio millón de espectadores de media y 1,5 puntos de share con respecto a la etapa anterior conducida por Eva Hache; por lo que curiosamente para la siguiente temporada Globomedia decide apostar por alguien como Ana Morgade, cuya ‘razón oficial’ según publicaba Teleprograma era que la agenda de Jímenez era incompatible con la grabación del programa, pero habiendo podido conocerse que también había motivos artísticos tratando de buscar otra cara que se acercara más el perfil de Eva Hache.

Y nosotros nos preguntamos ¿no sería más lógico que volviera la propia Eva Hache? Resulta curioso porque en otros ámbitos como en el fútbol ningún jugador terminaría teniendo las puertas cerradas en el club de origen cuando ficha por otro equipo. Al contrario, si acaso el club de origen le pagaría más para que retenerle y que se quede; entre otras cosas porque su éxito no se debe ni a sus medios, ni a su marca, ni siquiera a sus aficionados, sino a sus verdaderos activos que son los jugadores.

Pero como ya hemos apuntado el mundo empresarial de la televisión parece ser diferente, sobre todo cuando lo que puede representar un programa es poca cosa en comparación a lo que significa ser dueño de prácticamente la mitad del mercado televisivo.

 

Conclusión

En este último caso no sabemos si Eva Hache salió perdiendo o no, ya que es algo que correspondería decirlo a ella respecto cuál está siendo su experiencia en “Got Talent”.

Lo único que podemos contemplar es que una vez más hay presentadores que no parecen estar donde mejor les correspondería respecto al tipo de target que creemos que son capaces de congregar; y lo mismo pensamos con el reciente cambio de Toñi Moreno y Enma García, que en este caso a quien parece beneficiar más es a ésta última, puesto que muy encasillada en el formato de loss “dating shows” corría riesgo de desaparecer dado el descenso de audiencia de “Mujeres y Hombres y Viceversa”, y con él, posiblemente ella misma.

Artículo realizado por nuestro blog Frecuencia Nueva. Fuentes y enlaces relacionados:

Anuncios