Archivo de la etiqueta: Hispasat

¿TDT o satélite? Dos amigos complementarios (I)

El tercero de los capítulos dedicados a los temas que el Gobierno debería plantearse de cara al Segundo Dividiendo Digital pasa ahora por otro tema de vital importancia que también hemos expuesto en nuestra respuesta a la consulta pública sobre la banda de los 700 Mhz; dado que España no puede desligarse de ciertas realidades dando la espalda al resto de Europa, y encima costándole sanciones millonarias. Estamos hablando de la televisión por satélite.

(Fuente: http://tecnobits.xyz/armar-una-tv-satelite-senal-libre-gratis/)

 

Ventajas de la televisión por satélite

Efectivamente, desde siempre el satélite ha representado una gran ventaja, y en nuestro caso estaría más que justificada puesto que el fin para el que nació fue precisamente para eliminar todas aquellas barreras provocadas por las dificultades de la orografía. Pero, como sabemos, no es la única. Vamos a repasarlas detenidamente.

a) Emisiones con la máxima calidad y sin apenas limitaciones, especialmente para el 4K

Para empezar, apenas está condicionada por las tradicionales limitaciones del espacio radioeléctrico, lo que le permite realizar emisiones con la máxima calidad. De hecho, salta a la vista los 1080i reales que podamos encontrar en canales como el francés Arte o TV5 Monde; en comparación con la TDT que tenemos en España; donde muchos de ellos no dejan de estar escalados y utilizando además una multiplexación estadística con unos bitrates realmente bajos ¿Qué ocurre? Pues que cuando se celebra la final de un partido de fútbol y al equipo ganador lo celebran con confeti y serpentinas desde las gradas, o cuando tenemos una película con mucha acción, o cuando vemos las ruedas en movimiento de las bicicletas en la Vuelta Ciclista a España la imagen tiende a desfragmentarse.

Y lo mismo podemos decir en cuanto a la televisión en 4K, tal y como explica Alberto Iglesias Fraga en la web Ticbeat . Existe el deseo de que en el futuro la TDT sea en 4K. Pero, independientemente de la falta de contenidos y la fuerte inversión que deben realizar unos centros de producción que apenas han amortizado su adaptación a la alta definición, lo cierto es que un múltiplex de los actuales sólo cabría una única emisión de este estilo, aún utilizando la tecnología DVB-T2, o como mucho tres, si optamos nuevamente por la multiplexación estadística. Si sólo en una ciudad como Madrid (sumando emisiones nacionales, autonómicas y locales) nos encontramos con hasta 42 servicios de TDT (casi el doble de los canales radioeléctricos que quedarán disponibles tras la ejecución del segundo Dividendo Digital) estimamos que ni siquiera poniéndolos uno detrás de otro desde el canal 21 de UHF al 48, cabrían; y aún utilizando la múltiplexación estadística nos quedarían muchas dudas de cómo se comportaría la emisión de 14 múltiplex en una inevitable red de frecuencia única a nivel nacional, más el inviable gasto que supondría en muchas comunidades de vecinos asumir hasta 14 amplificadores monocanales, y teniendo en cuenta que todavía quedarían cantidad de emisiones autonómicas y locales para los apenas 13 múltiplex restantes.

El operador de satélites Hispasat ofreciendo una retransmisión en 4K de las conferencias que se celebraron en la “4K World Summit de Sevilla” los días 10 y 11 de noviembre de 2016. En dichas conferencias se debatieron las novedades experimentadas en dicho formato durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, la Champions League de fútbol, la Eurocopa o la Liga española; lo que nos da la idea de que su utilidad estaría especialmente orientada a la proyección de estos importantes eventos ante grandes aforos de publico (Fuente: https://www.panoramaaudiovisual.com/2016/11/09/hispasat-transmitira-en-directo-la-4k-uhd-summit-de-sevilla/)

 

b) El fin de las antenizaciones en las antenas colectivas

La segunda de sus ventajas es que se acabaría por fin con las llamadas antenizaciones; esto es, lo que entendemos como la compra adicional de amplificadores monocanales en las comunidades de vecinos cada vez que aparecen nuevos múltiplex o existan cambios en los canales radioeléctricos por donde emiten los múltiplex de TDT. Es decir, que una vez que se llevara a cabo la adaptación al satélite con la instalación del módulo de amplificación de FI (la banda que llamamos de Frecuencia Intermedia a partir de 950 los Mhz para su distribución tras la conversión de la señal en el LNB) y se cambiasen las tomas de TV a tomas de TV / SAT, dicha instalación duraría para siempre; independientemente de todos los cambios que se produjeran en el futuro, por lo que el dinero que nos habríamos ahorrado, por ejemplo, tanto en el proceso del primer Dividendo Digital como ahora en el segundo se hace evidente.

Cabecera de amplificadores monocanales Ikusi (Fuente: habitissimo.es en anuncio de Carlos Gongález, profesional de instalación de antenas en Palma de Mallorca)

 

c) Eliminación de barreras físicas

En tercer lugar, como ya hemos apuntado al principio, desde una montaña a un camping o un barco, con un satélite por ejemplo como Hispasat y una antena de no más de 40 cm, se podrían captar las emisiones en cualquier parte. No habría interferencias ni por el 4G, ni afectaciones por el efecto fadding como ha ocurrido en Málaga con emisoras marroquíes, ni sería necesario colocar filtros, ni invertir tanto dinero público en poner reemisores y reemisores hasta en lo alto de un castillo, como ocurre con la localidad conquense de Huete, para luego tener que seguir invirtiendo dinero cada vez que se averían o hay que adaptarlos igualmente ante cualquier cambio de frecuencia.

(Fuente: http://www.diesl.com/2012/03/28/el-satelite-es-el-lider-de-la-estructura-digital-televisiva)

 

d) Recepción de Internet allá donde no llegue la fibra óptica o el ADSL

Y en cuarto lugar, el satélite posibilitaría la recepción de Internet en las numerosas zonas rurales donde, nuevamente, debido a la gran dispersión de la población no llegue la fibra óptica ni el ADSL, o el ADSL tampoco sea de calidad; dado que una vez más a las compañías privadas no les compensa la inversión que tienen que realizar para núcleos tan pequeños y separados.

(Fuente: https://www.helpmycash.com/cat/adsl/internet-por-satelite/)

 

 

‘Spain is Different’. España prácticamente el único país de la UE que da la espalda al satélite.

No hay más que echar un pequeño vistazo a nuestro alrededor para darnos cuenta de que en este aspecto España camina de espaldas a la realidad, siendo lo habitual el empleo del satélite para la difusión nacional de canales en abierto y sin que ello signifique ir en contra de la TDT. Por ejemplo en el Reino Unido tenemos la plataforma Freesat (https://www.freesat.co.uk), que  como su propio nombre indica traducido del inglés , se trata de una plataforma gratuita de televisión por satélite que emite en el Astra 2E, 2F y 2G 28.2 º Este, conteniendo hasta 200 canales entre canales propios y extranjeros; permitiéndose añadir sin problemas canales estadounidenses como la CNBC o la CNN, el canal coreano Arirang TV, el canal francés de noticias Frande 24 o incluso la televisión pública japonesa NHK en su versión internacional; todos ellos utilizando el inglés como lengua vehicular, aunque luego puedan tener subtítulos en japonés como es el caso de la NHK.

Plataforma Freesat para la recepción de toda la oferta de canales del Reino Unido por satélite (fuente: http://www.a1antenna-aerials.co.uk/freesat-installation-experts.html)

 

Otro caso es parecido sería el de Francia. En esta ocasión nos encontraríamos incluso con dos plataformas, una llamada FranSat que emite en el satélite Eutelsat 5º Oeste, y otra llamada TNT Sat que emite en el conocido satélite Astra 19º Este; aunque la programación y el número de canales es la misma: 19 canales en HD, 24 versiones regionales de France 3 y las televisiones locales TV8 Mont-Blanc y Télé Local Provence, incluso la televisión vasca ETB1. Lo único que varía es el tipo de suscripción. Mientras que en el primer caso es indefinida una vez que se activa la tarjeta, en el segundo hay que renovarla cada cuatro años a través de la web o comprar una tarjeta nueva, tal y como explican en TDT Profesional.

Plataforma de recepción de la TDT francesa por satélite. (Fuente: http://demon-multimedia.com/receptor-canales-tdt-francia-plataforma-tntnsat-hdtv-tarjeta)

 

Para más ejemplos nos vamos ahora a Italia, por cierto nuestra referencia cultural más próxima. Aquí tendríamos nuevamente la plataforma libre Tivúsat, creada precisamente para asegurar que todos los usuarios tengan acceso a la televisión digital gratuita y en este caso respaldada por radiodifusores como la RAI (la televisión pública Italiana), Mediaset (la empresa matriz de nuestra conocida Mediaset España) y La Siete. Esta compuesta por 94 canales de los cuales 30 son HD, tal y como podemos ver igualmente en su página web, además de 44 emisoras de radio; y se emite a través del Eutelsat Hotbird 13º Este. Con ella, tal y como informa Satcesc.com, la televisión por satélite en Italia alcanzó los 10 millones de espectadores en marzo de este 2017, y 9.4 en 2016; de manera que según un informe de la consultora DigitalTrends 2.2 millones de italianos han abandonado la TDT para pasarse definitivamente al satélite.

Y de Alemania ya para qué hablar. Porque en los casos anteriores nos estamos refiriendo a plataformas en abierto para favorecer el acceso a la televisión gratuita en los países de origen, y por lo tanto, es necesaria una tarjeta de acceso que sólo pueden activar los residentes de dichos países. Pero es que en Alemania se emiten cantidad de canales en abierto para toda Europa a través del conocido Astra 19.2º este, recibiéndose muchos de ellos en España con tan sólo una antena de 50 o 60 cm; y además incluyendo películas y series, pese al desembolso que ello puede suponer a nivel de derechos.

Sin embargo, con todo lo que ya estamos viendo España sigue siendo uno de los pocos países, si no el único, que mantiene la tecnología terrestre como prácticamente la única forma de acceso a la televisión digital gratuita, pese a las dificultades orográficas ya comentadas de nuestro territorio, y aun cuando han podido presentarse empresas interesadas en resolver el problema a través de una tecnología tan eficaz como ésta; hasta el punto de que al final ha terminado siendo sancionada por romper el concepto de neutralidad tecnológica de la Unión Europea.

De esta forma cuesta entender que para el caso, por ejemplo, de los estibadores urja cambiar la legislación para adaptarnos a la normativa europea frente a las sanciones que nos puedan imponer; y que en el caso concreto de la TDT no importen las sanciones que una y otra vez nos está costando el romper el citado principio de neutralidad tecnológica definido como la libre concurrencia de empresas y soluciones en lo que signifique la ampliación de la cobertura a las zonas más dispersas de nuestro territorio y que por supuesto incluye el satélite.

Es más, según los testimonios de muchos usuarios y antenistas, el conseguir un receptor TDTsat en España se convierte en todo un reto por la cantidad de trámites administrativos que hay que superar, además de un alto coste que no está justificado; por lo que desgraciadamene es al final los ayuntamiento de turno el que se ve obligados a instalar el correspondiente reemisor de TDT, con un dinero que muchos no tienen, más luego asumir el coste de su mantenimiento, más luego el coste de adaptarlo tantas veces como las frecuencias tengan que cambiar tanto en el caso del primer Dividendo Digital como ahora con el segundo.

Escrito por nuestro blog “Frecuencia Nueva”. Enlaces relacionados:

 

Anuncios