Tele K vuelve al mítico canal 30 a pesar de estar repartido, junto a otras emisoras, en diversos múltiplex como el 28, 37 y 46 de UHF

LogotelekrTele K vuelve a emitir, tal y como publicaba el Periódico Diagonal, en su mítico canal 30, donde inició sus primeras emisiones analógicas. Lo hace como reacción al silencio que sigue manteniendo la Administración respecto a proveerles de una frecuencia legal (tal y como establece la actual ley de Comunicación Audiovisual), y a pesar de haber interpuesto una recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Supremo contra el reciente Plan Técnico de la TDT y el Dividendo Digital, donde se pide su suspensión cautelar.

Dice además la misma noticia del Periódico Diagonal que habían dejado de emitir durante un mes de manera preventiva por si sus emisiones afectaban a otras televisiones, pero que al ver que no era así decidieron volver con su programación. Esto no es del todo cierto, ya que el pasado 8 de Diciembre captábamos desde nuestra ubicación, al Sur de Madrid, el múltiplex de la demarcación local de Móstoles con un 51% de señal y un 78% de calidad. Sin embargo, a 1 de Enero, con la misma DAT45 de Televés, e idéntica orientación, apenas hemos conseguido valores de un 30% de calidad, que bajaban a un 9%, supongo, en los puntos más críticos donde se producía la interferencia entre ambas señales. Al girar un poco hacia la izquierda, manteniéndose siempre la fuerza de la señal en torno al 51%, la calidad subía a un 45%; pero ya lo único que se recibía era Tele K, no el múltiplex de la demarcación de Móstoles.

Señal de un 46% y calidad 66% del múltiplex local de la demarcación de Móstoles (canal 30 de UHF) en unas pruebas realizadas con la Antena DAT45 de Televés el pasado 31 de Octubre de 2014
SAMSUNG
Recepción de las emisoras contenidas en dicho múltiplex

Es un ejemplo curioso e interesante de cómo se comporta la TDT ante dos señales interferentes, como pueda ser también Castilla La Mancha TV en Toledo y el múltiplex local de la demarcación de Pozuelo de Alarcón.

Como la TDT nunca se visualiza en pantalla, más que cuando hay buena señal, hay que interpretar las cosas desde los medidores de los receptores y no todos son buenos. Por ejemplo los tradicionales Engel Axil (como por ejemplo el RT0197) cuando captan interferencias sencillamente, para ellos no hay señal; es decir, los medidores de señal y calidad no marcan nada, los dos a 0%.

Señal de un 51% y calidad del 30% en otras pruebas realizadas con la misma antena DAT45 de Televés el pasado 1 de Enero de 2015, emitiendo Tele K (canal 30 de UHF)
No se recibe ni Tele K, ni el múltiplex local de la demarcación de Móstoles

Con estos medios tan rudimentarios en comparación a lo que puede ser un medidor de campo comprobamos lo fácil que en TDT parece que pueda prevalecer una señal sobre otra en cuanto esté emitiendo con suficiente potencia como para comerse a la más debíl. Y así con valores de un 51% de señal en Tele K y apenas un 30% ya se está recibiendo si la antena capta con más intensidad una señal sobre otra, frente a los mismos valores si su orientación está más afectada por una señal interferente de una intensidad parecida, como puede ser en este caso el múltiplex de la demarcación de Móstoles.

De hecho, de esto también se tienen experiencias de cuando Telemadrid se dejó de ver en Guadalajara. Bastó un simple módulo de los de color rojo emitiendo en el múltiplex 63, colocado justo en el mismo mástil de Castilla La Mancha Telecom en el municipio de Cabanillas del Campo, para negar toda una señal de manera limpia, como si no existiera; tal y como demostraron un grupo de diexistas de Guadalajara, y cuyo vídeo colgaron en Youtube, con el correspondiente escándalo.

En resumen, mucha TDT, pero al final nos van obligando a tener que adoptar Internet para todo. E internet, por ahora, está demasiado saturado como para ofrecer emisiones de calidad como la alta definición; aunque desde luego, con la fibra óptica y otros inventos, vamos hacia ello. Pero recordemos, siempre, siempre, pagando, que el pagar nunca falte.

Anuncios